Traducciones

Las leyes en México señalan que los documentos oficiales deben estar escritos en español, para que de esta forma puedan ser aceptados por un notario o aceptados por alguna oficina de gobierno. Esto significa que las actas de nacimiento, contratos, actas de matrimonio y cualquier otra clase de documentos de otros países, cuyo idioma sea distinto al español, deben estar traducidos a dicho idioma para que los mismos tengan valides en México. En la mayoría de los casos, las oficinas de gobierno y los juzgados no aceptan documentos que sean traducidos por cualquier persona o a través de un traductor electrónico (Google), estos documentos deben estar traducidos por un perito traductor autorizado y reconocido por el gobierno.

Lo mismo pasa con los documentos expedidos en México y que pretenden ser utilizados en el extranjero, cuyo país tiene un idioma distinto al español. El caso más común son las actas de matrimonio o las actas de nacimiento que son expedidas por oficiales del Registro Civil en México, a personas que tienen su lugar de residencia en otro país, sí el idioma es otro, como el inglés, francés, italiano, etc., estos documentos deben ser traducidos del español a cualquiera que sea el idioma de su país de origen.

En Calderón & Asociados podemos ofrecerle los servicios de un perito traductor a un precio accesible, que podrá traducir sus documentos de forma rápida y precisa. Nuestra red de traductores ofrecen traducciones en inglés, español, alemán, chino mandarín, francés, portugués e italiano. Sea que los documentos los vaya a utilizar en México o en el extranjero.

Legalización y Apostilla

Los documentos oficiales expedidos en otros país, con excepción de los pasaportes, necesitan ser legalizados o apostillados, para que los mismos puedan tener ser válidos en México. La legalización básicamente consiste en que el gobierno certifica que el documento es un documento válido, y teniendo la certificación del gobierno puede ser utilizado en México u otro país.

La apostilla es un poco más sencilla, porque es un tratado internacional entre varios países, incluido México, que permite que el documento expedido y certificado por un país emisor miembro del tratado pueda ser utilizado en México u otro país miembro del tratado.

Cualquiera que sea el procedimiento entre apostilla o legalización, puede ser largo y complicado. En Calderón & Asociados tenemos experiencia en este tipo de trámites, ayudando tanto a extranjeros como a nacionales a obtener los documentos que necesitan (certificados de nacimiento, de matrimonio, de estudios, etc), debidamente certificados y traducidos, para que nuestros clientes puedan llevar a cabo sus negocios y operaciones en México de manera más rápida y eficiente.