Por su clima, su situación geográfica, su cultura, su crecimiento económico, la plusvalía de las propiedades inmobiliarias y por muchas otras razones, México se ha convertido en un destino de clase mundial para inversionistas de bienes baices, desde aquellos que emprenden una aventura en busca de un lugar de retiro al lado del mar, hasta aquellos que buscan invertir en una ciudad por intereses totalmente económicos. Si usted esta pensando en adquirir un inmueble en México, tiene que tomar en cuenta los pasos a seguir desde que se interesa por alguno en específico hasta que la opeación se concluye, sobre todo si usted es extranjero y más aun si las leyes mexicanas y el idioma le son ajenos.

Un aspecto importante a considerar, es que usted entienda el papel de las partes que intervienen en una transacción de bienes raíces, de manera que tenga la seguridad de que sus intereses están protegidos y están siendo cuidados. En una transacción común y corriente el vendedor tiene como principal objetivo el recibir el precio de la venta; el agente de bienes raices el que la operación se concluya para así obtener su comisión; el notario público el que la operación se apegue a la regulación vigente, sin que esto necesariamente signifique que está velando por sus intereses en particular. Su abogado, será la única persona que velará por sus intereses. En la selección de su abogado, es aconsejable que éste sea totalmente ajeno a cualquiera de las partes involucradas, de ser posible que usted busque a su abogado por sus propios medios o por recomendación de terceros no involucradas en su operación. Antes de contratar los servicios de cualquier abogado se debe considerar la experiencia en el área, el currículum y que el abogado hable su mismo idioma.

Si usted está interesado en adquirir una propiedad, nuestros abogados son expertos en temas inmobiliarios y pueden serle de gran ayuda antes, durante y después del proceso de adquisión.